Valora este post

Tradicionalmente el dolor en el pecho se ha asociado con problemas derivados de angina de pecho o infarto, sin embargo son muchos los problemas que pueden ocasionar dolor en el pecho.

También es necesario valorar si aparece dolor en el pecho derecho o izquierdo ya que cada lado puede corresponder con problemas de diferente origen. En este artículo hablaremos del dolor de pecho y sus posibles causas.

El dolor es un síntoma que siempre causa miedo y está presente en muchas enfermedades, identificando su origen podremos abordarlo de una manera efectiva. 

Dolor en el pecho izquierdo

Lo primero que se nos pasa por la cabeza cuando comenzamos a sentir un dolor en el pecho izquierdo es que estamos sufriendo un infarto o un problema de corazón.

Existen otras circunstancias que pueden desencadenar un dolor en el lado izquierdo del pecho que no son problemas de este tipo, no obstante te recomendamos acudir a tu médico para descartar cualquier problema.

A continuación indicaremos que problemas de salud pueden ser responsables de dolor en esta zona corporal;

  • Infarto: este problema de salud puede provocar dolor o sensación de presión en la zona izquierda del pecho. Además puede acompañarse de irradiación del dolor hacia el brazo y mandíbula del mismo lado y sensación de ahogo, Si tiene estos síntomas acuda inmediatamente al servicio de urgencias más cercano. No siempre este problema da la cara de golpe por lo que es conveniente realizar las revisiones periódicas establecidas por su médico o empresa.
  • Contracturas musculares: si el componente de dolor sigue un patrón mecánico, es decir, aumenta o disminuye con el esfuerzo muscular o el cambio de posición podemos intuir que el problema puede ser muscular. Es fundamental para trabajar con seguridad descartar que el problema no sea de corazón y en ese caso poder trabajar con fisioterapia.
  • Alteraciones de los pulmones: si el problema aparece asociado a la respiración, pinchazo al coger aire profundamente o sensación de falta de aire o dificultad para respirar, puede deberse a un problema pulmonar. Al tener síntomas similares a los problemas cardiacos descritos anteriormente, es aconsejable hacer un diagnóstico diferencial e identificar el origen del problema.
  • Problemas de estómago: si la sensación es como de escozor o quemazón y se produce durante la media hora siguiente a la comida, puede deberse a un problema del estómago. Puede ser debido a reflujo gastroesofágico por hernia de hiato o úlcera de estómago. Si la comida ha sido ha base de muchas especias, excesivamente picante o copiosa, puede ser ardor por el exceso de secreción de jugos gástricos.
  • Fractura o traumatismo costal: si el dolor viene precedido por golpe o traumatismo en el costado izquierdo, incluso por un ataque de tos fuerte, puede provocarse un desgarro muscular intercostal, fisura o fractura de las costillas o luxación de las articulaciones costales. En cualquier caso siempre recomendamos acudir a un especialista sanitario para confirmar la causa que originó el problema.

Dolor en el pecho derecho

Dentro de las posibles causas de dolor en el pecho derecho, casi podemos descartar por completo los problemas cardiacos. Entre las principales causas de dolor en el lado derecho del pecho podemos incluir;

  • Ataques de estrés o ansiedad: es habitual encontrar sensaciones de este tipo entre las personas que padecen estos ataques. En muchas ocasiones las personas que lo padecen lo confunde con un infarto, aunque como hemos comentado el dolor en el lado derecho no es lo habitual en los problemas cardiacos. Estos ataques se pueden acompañar de dificultad para respirar, taquicardias y palpitaciones.
  • Contracturas musculares: al igual que comentábamos antes para el dolor en el pecho izquierdo, el dolor en el lado derecho del pecho también puede deberse a contracturas de los músculos intercostales e incluso dorsales o cervicales que generan dolor irradiado hacia esta zona.
  • Problemas en la vesícula o hígado: un problema en la vesícula biliar o el hígado pueden generar dolor hacia la zona del pecho derecho. Es importante en estos casos que el médico puede realizar un correcto diagnóstico del problema, sobre todo porque una obstrucción en los conductos o las denominadas “piedras” pueden conllevar un problema mayor si no se soluciona a tiempo.
  • Neumonía o pulmonía: las infecciones respiratorias pueden ocasionar dolor en el lado izquierdo y derecho del pecho. Por eso es importante evitar que este tipo de problemas se agraven y una vez que aparecen los primeros síntomas acudir al especialista para determinar si hay que llevar a cabo un tratamiento específico con antibióticos u otro tipo de medicación.

Otras posibles causas de dolor en el pecho

Otras de las causas del dolor de pecho pueden ser provocadas por:

  • Pánico o taquicardia: si se presenta una situación que provoca un gran sobresalto o miedo agudo esto puede venir acompañado de dolor en la zona del pecho, sudoración, taquicardias, respiración entrecortada o hiperventilación e incluso mareos y náuseas. Ante situaciones de esta índole nuestro cuerpo se defiende elevando el cortisol y esto es una sustancia que favorece el estrés preparando al cuerpo para la huída o la lucha.
  • Herpes zóster. El herpes zóster es provocado por una reacción de la piel a la infección del virus de la varicela. Esta puede provocar erupción, salpullido o irritación de una zona de la piel con gran sensación de dolor y escozor. Si la afectación se produce en la zona del pecho el dolor estará localizado en dicha área.

Como cualquier otro problema de salud, lo importante es determinar la causa que originó los síntomas. Los dolores en el pecho puede tener un origen repentino o comenzar de manera progresiva. Pueden cambiar con el movimiento o permanecer activos independientemente de la actividad que se realice y estos detalles son importantes a la hora de realizar un diagnóstico acertado.

Para poder hacer un adecuado abordaje del problema lo fundamental siempre es un buen diagnóstico, consulte siempre con su médico en caso de duda.

Comparte con tus amigos
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email