El dolor de piernas es un síntoma habitual entre la población. Reconocer la causa es el principal problema ya que pueden ser muy variables.

Es importante reconocer a tiempo si el origen de este dolor viene de una lesión muscular, procedente del sistema circulatorio o puede ser debido a un problema grave.

Estos síntomas al ser comunes de muchas enfermedades, entre ellas la fibromialgia, pueden dar lugar a confusión en las personas que lo padecen.

En este artículo hablaremos del dolor de piernas, sus posibles causas y los tratamientos y remedios que podemos aplicar para solucionarlo.

 

DOLOR DE PIERNAS Y CANSANCIO

Las piernas realizan al cabo del día cientos de miles de movimientos, en unas piernas cansadas pueden aparecer calambres, sensación de pesadez, cansancio e incluso hinchazón.

La falta de actividad física y el sedentarismo o alteraciones en el sistema venoso o linfático pueden ser algunas de las causas de la aparición de estos síntomas.

Si tu actividad diaria te exige pasar muchas horas de pie, este problema puede aparecer con frecuencia, también aparece con más frecuencia en mujeres y personas con sobrepeso.

Uno de los problemas a tener en cuenta relacionado con estas molestias son las varices en las piernas o las alteraciones del sistema cardiovascular.

 

DOLOR INTENSO DE PIERNAS

Uno de los cuadros que pueden resultar más peligrosos es la aparición brusca de un dolor de piernas intenso o la presencia de dolor de piernas en reposo.

Es muy importante valorar si viene precedido de un traumatismo previo, una actividad  excesivamente intensa o simplemente ha aparecido de repente sin motivo aparente.

Como principales causas se pueden encontrar;

  • Un trombo o coágulo en el sistema circulatorio
  • Síndrome de cola de caballo o cauda equina
  • Ciática aguda
  • Fractura ósea
  • Rotura muscular
  • Lesión articuar aguda

Trombo o coágulo en el sistema circulatorio

La presencia de un coágulo o trombo en el sistema circulatorio del miembro inferior siempre puede presentar un problema grave de salud.

El motivo por el que se ocasiona dicho trombo puede ser provocado por diversas causas.

Las características principales de este problema pueden ser piel con color cianótico o azulada, dolor claudicante y pérdida de pulso en el miembro inferior.

Si aparecen estos síntomas acuda a su médico de inmediato ya que puede tratarse de un problema grave que hay que abordar lo antes posible.

Síndrome de cola de caballo o cauda equina

El síndrome de cola de caballo o cauda equina es debido a un atrapamiento agudo en las raíces nerviosas de la zona inferior de la columna vertebral.

Estos nervios son los encargados de inervar la zona de miembro inferior así como la área genital y algunas vísceras.

Si aparece este cuadro de forma repentina es recomendable acudir al médico de forma inmediata ya que puede tratarse de un atrapamiento grave a nivel del sistema nervioso periférico.

Ciática aguda

Un dolor repentino que parece irradiado hacia miembro inferior con pérdida de fuerza y sensibilidad puede ser debido a una protusión o hernia discal repentina.

Si aparece precedido de un movimiento previo de flexión con carga puede deberse a una rotura del disco intervertebral.

El dolor puede ser eléctrico y generar incluso incapacidad para realizar movimientos con el miembro inferior, además de presentar pérdida total de sensibilidad.  

El dolor de piernas en la cama por la noche mientras duermes es frecuentes en este tipo de problema. 

Fractura ósea

Si has recibido un traumatismo previo, bien sea por impacto o por caída se puede producir una fractura. Esto generará un dolor agudo súbito, además de una incapacidad funcional y deformidad.

Si la fractura además presenta una herida abierta esto aumenta el riesgo de complicaciones por infección de la misma.

Tanto en el caso de que la fractura sea abierta como cerrada debes acudir al servicio de urgencias ya que, los huesos al romperse pueden coprometer estructuras vasculares o nerviosas importantes.

Rotura muscular

Si bien por un gesto deportivo explosivo o un sobreesfuerzo de cualquier tipo sientes un dolor agudo intenso a nivel muscular, el denominado «signo de la pedrada», esto puede deberse a una rotura de fibras musculares.

Es habitual que esta lesión aparecezca principalmente en la zona isquiotibial y dependiendo del tamaño de la rotura puede ser o no de mayor o menor gravedad.

Puede aparecer inflamación local, derrame o hematoma así como incapacidad funcional.

Lesión articular aguda

En la articulación de la rodilla por poner un ejemplo de alguna de las existentes en el miembro inferior, existen muchas estructuras, entre ellas meniscos, ligamentos, cartílagos, cápsula articular, etc. 

Si por cualquier motivo se produce una lesión aguda, brusca o repentina de cualquiera de estas estructuras, puede aparecer un dolor agudo, intenso y repentino. 

Es importante realizar un adecuado diagnóstico para identificar la estructura dañada y en base a esto poder llevar a cabo un tratamiento adecuado.

Este dolor de piernas y rodillas es muy común sobre todo en los deportes como el fútbol donde existe una alta prevalencia de lesión en miembros inferiores.

COMO ALIVIAR EL DOLOR DE PIERNAS

remedios para aliviar el dolor de piernas

En primer lugar y para poder llevar a cabo una respuesta efectiva, lo principal es determinar lo que originó el problema. Una vez identificada la causa se pueden ajustar las medidas necesarias.

Lo importante es ver que podemos hacer por nosotros mismos, ya que esto ayudará a acentuar rápidamente los síntomas que presenta la persona.

Hay que tener cuidado de no hacer uso de medidas contrarias a la solución del problema. 

Por ejemplo, si el dolor viene precedido de un traumatismo previo, lo recomendable sería la aplicación de frío local para aliviar el dolor y controlar la inflamación. Si por desconocimiento aplicáramos calor en la zona esto podría agravar el problema.

En caso de duda lo recomendable es consultar con un profesional, ya sea médico o fisioterapeuta, y realizar la actuación más adecuada en cada caso.

A continuación indicamos una serie de remedios generales para los casos más frecuentes indicados anteriormente. 

 

REMEDIOS PARA ALIVIAR EL DOLOR DE PIERNAS

Ya que cada problema conlleva una solución diferente, intentaremos hacer una serie de recomendaciones generales para casa caso en cuestión.

Problemas de varices o cardiovasculares

Si el problema es vascular debido a las varices presente en el miembro inferior, es recomendable el uso de vendas compresivas, poner las piernas en alto y ducha con agua fría desde los dedos de los pies subiendo por la piernas hacia arriba.

Valora si pasas muchas horas de pie o sentado, e intenta dar pequeños paseos cada dos horas como máximo e intentar hacer algo de ejercicio aeróbico para activar el retorno venoso.

Cuando el problema es un trombo, aquí lo necesario es acudir al médico de inmediato y probablemente se prescriba reposo y el uso de heparina.

Si la sensación de piernas cansadas es debida a edema del miembro inferior, sería recomendable visitar al médico y descartar cualquier problema de tipo cardiovascular o incluso alguna alteración en el funcionamiento del riñón.

Piernas cansadas por sobrepeso y mala alimentación

En este caso los dos problemas son uno, podemos decir que una mala alimentación puede generar problemas de salud, por ejemplo por déficit de potasio y producir calambres musculares nocturnos. 

Por otro lado una mala gestión de la alimentación provoca sobrepeso, y esto, como es de esperar, puede generar piernas cansadas y fatiga.

Aquí lo ideal es ir a la consula del nutricionista y ajustar tanto los tipos de alimentos como las calorías totales que se deben ingerir diariamente.

La mejor forma de combinar un buen plan de alimentación es con ejercicio físico moderado de tipo aeróbico. Éste no solo beneficiará al control de peso sino también la glucosa sanguínea, el colesterol y la tensión arterial.

Lesiones específicas

Si hablamos de problemas relacionados con fracturas óseas, lesiones del sistema nervioso periférico, roturas musculares o cualquier otra lesión específica de las estructuras presentes en el miembro inferior, lo principal es un buen diagnóstico y un abordaje concreto.

Sería muy extenso abordar en este artículo todos los tratamientos relacionados con estas lesiones, así que la mejor recomendación en este caso es acudir al médico y una vez realizado el diagnóstico, ponerse en manos del profesional adecuado para recuperar la lesión.

En cualquier caso, tras una inmovilización de miembro inferior, siempre será necesario ponerse en manos de un fisioterapeuta para recuperar la movilidad, fuerza y funcionalidad que las piernas tenían antes de la lesión.

 

Recuerda, los seres humanos no somos plantas, estamos hechos para movernos, así que ahora a cuidar tus piernas!!!

Comparte con tus amigos
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email