Dieta para fibromialgia
Valora este post

La dieta para fibromialgia es un factor fundamental a la hora de abordar esta enfermedad crónica que genera muchos problemas de salud a las personas que la padecen.

Entre los síntomas más comunes que se presentan en la fibromialgia encontramos alteraciones gastrointestinales. Esto asociado al resto de problemas que suelen aparecer como fatiga crónica y cansancio extremo nos hace prestar especial atención a la alimentación de las personas que padecen fibromialgia.

DIETA EQUILIBRADA PARA UN ENFERMO DE FIBROMIALGIA

Es importante analizar el peso corporal de la persona ya que la obesidad o el sobrepeso pueden agravar los síntomas.
En enfermos de fibromialgia una dieta equilibrada tiene los mismos principios básicos que para el resto de personas que buscan regular su alimentación.
Debemos además añadir el componente de los antioxidantes, ya que la enfermedad puede provocar el aumento de radicales libres por deficiente funcionamiento de la fisiología normal.
Lo primero a tener en cuenta es el factor de actividad física que realiza la persona, debemos entender que en muchos casos el dolor muscular generalizado y la fatiga hacen imposible que las personas con fibromialgia puedan realizar actividad física con regularidad.
Debemos tener en cuenta los siguiente valores

  • Peso incial
  • Índice de masa corporal
  • Porcentaje de grasa corporal
  • Porcentaje de tejido muscular
  • Nivel de grasa visceral
  • Género
  • Edad
  • Altura
Con estos valores podemos establecer un marco inicial de necesidades calóricas y programar una dieta equilibrada y personalizada para abordar el problema del sobrepeso.

DIETA PARA PERSONAS CON FIBROMIALGIA

Para poder llevar a cabo una dieta específica para una persona con fibromialgia es fundamental analizar y estudiar el caso de manera individualizada. No todas las personas que padecen la enfermedad tienen los síntomas de igual modo ni las mismas circunstancias y necesidades. De igual modo tampoco es lo mismo estar en un periodo estable de la enfermedad que al inicio de un brote de fibromialgia.
Organizar su estilo de vida dietético de acuerdo con la fibromialgia y crear una dieta para este tipo de enfermedad no debe basarse en una dieta estricta. Aunque hay algunos productos que es mejor eliminar de una dieta para la fibromialgia, la mayoría de estos pueden ser fácilmente reemplazados por alternativas saludables y sabrosas.
Los cambios precisos necesarios en la dieta habitual para hacerla adecuada como dieta para la fibromialgia, dependen principalmente de los síntomas específicos presentes en el individuo que la padece. Algunas personas necesitan más ayuda para controlar el dolor, mientras que otras necesitan ayuda para dormir bien o mejorar sus niveles de energía o concentración.
Uno de los cambios más útiles que se pueden hacer para adaptar la dieta para personas con fibromialgia es aumentar el nivel de ácidos grasos esenciales. Para ello utilizaremos las siguientes opciones

  • Fletán
  • Salmón
  • Bacalao
  • Trucha
  • Caballa
  • Linaza
  • Aceite de linaza

Estos contienen altos niveles del ácido graso esencial omega-3 alfa-linolénico. Este ácido contiene sustancias que el cuerpo necesita para crear otras que pueden ayudar enormemente con la reducción del dolor de tipo reumático, como el que está presente en la fibromialgia.

 

DIETA PARA COMBATIR LA FIBROMIALGIA

Es importante tener en cuenta qué tipo de alimentos o nutrientes son más recomendables para combatir la fibromialgia. Por ello indicamos a continuación varios de los que consideramos pueden ayudar con la enfermedad.

Un ingrediente útil que a menudo puede ayudar con el alivio generalizado del dolor es el extracto de sauce. Si sufres principalmente de debilidad o rigidez, un analgésico suave como el extracto de sauce puede ayudar a aliviar este problema.

Este es el preferido por muchos dentro de una dieta para la fibromialgia debido a que es un método natural de alivio del dolor y por lo tanto adecuado para las condiciones crónicas que esta enfermedad provoca.

El jengibre también puede ayudar a aliviar el dolor en algunos pacientes, y además ayuda a mantener la circulación en buenas condiciones. Este puede ser un suplemento dietético útil para aquellos que experimentan entumecimiento en las extremidades y por lo tanto es adecuado para una dieta para la fibromialgia.

Uno de los cambios más importante y recomendables que puedes hacer en la nueva dieta es eliminar totalmente el consumo de ciertas bebidas. Las bebidas carbonatadas como las gaseosas, el café y las bebidas deportivas con cafeína, las bebidas con chocolate y el alcohol deben ser eliminadas completamente de una dieta para la fibromialgia.

Además, los edulcorantes artificiales y el azúcar deben ser erradicados. Si necesitas endulzar tus bebidas, la miel es la mejor opción. La miel es además beneficiosa en cuanto a la dieta, ya que le proporciona un ingrediente natural relajante, antiséptico y energizante.

Los estudios han demostrado que consumir pequeñas comidas varias veces al día es más ventajoso que comer un par de comidas principales excesivamente copiosas.

Una dieta para la fibromialgia debe tener esto en cuenta, junto con la sugerencia de que no bebas demasiado al mismo tiempo que comes. Esto es debido a que un exceso de líquido puede diluir demasiado los ácidos del estómago y ralentizar el proceso digestivo.

Al igual que con muchas otras dietas, una dieta para la fibromialgia debe disminuir o eliminar los alimentos procesados y artificiales tanto como sea posible.

Se ha comprobado que la eliminación del azúcar y la harina blanca, el glutamato monosódico y la sal, ayudan a los enfermos de fibromialgia a reducir sus síntomas.

Se permite el consumo de productos lácteos bajos en grasas, pero se deben evitar los alimentos fritos. Las carnes que han sido altamente procesadas deben ser eliminadas de la dieta.

En este grupo se incluyen

  • Jamón
  • Salchichas
  • Tocino
  • Salchichón
  • Chorizo

Entre los alimentos que se deben tomar en abundancia se incluyen

  • Verduras de hoja verde
  • Verduras cocidas y crudas
  • Hortalizas
  • Frutas
  • Semillas
  • Proteínas

Se debe prestar atención a la cantidad de frutas y verduras ricas en fibra que se consumen en una dieta para la fibromialgia. Los alimentos ricos en magnesio pueden ayudar a algunas personas que sufren de fibromialgia. El magnesio a menudo se puede encontrar en los suplementos vitamínicos si no consumes muchos de los alimentos que lo contienen. Estas recomendaciones deben ayudar cuando se planifica una dieta para la fibromialgia

EJEMPLO DE UNA DIETA PARA LA FIBROMIALGIA

Existen muchas opciones para confeccionar una dieta de ejemplo para la fibromialgia, a continuación te hacemos una serie de recomendaciones y así puede elegir entre ellos y hacer diversas dietas a tu gusto. Al final de este apartado te mostramos un ejemplo específico de una dieta que puedes hacer para la fibromialgia

Recomendaciones alimenticias

Importante saber si tienes alergia o intolerancia a alimentos específicos y en caso de ser así deben ser eliminados de forma inmediata de la dieta.

Habitualmente suele aparecen conjuntamente la fibromialgia con hipermeabilidad intestinal. Por esto es importante valorar los posibles desequilibrios de la flora intestinal, denominada disbiosis intestinal y el proceso de mala absorción.

Es necesario que la comida, no solo sea de un valor nutricional elevado, sino que busque un efecto alcalinizante y depurativo. Para ello se utilizarán principalmente alimentos en crudo como verduras y frutas para favorecer la eliminación de las toxinas presentes en el organismo.

El agua es otro componente imprescindible para el organismo, pero además ejerce como disolvente básico para las reacciones bioquímicas y favorece la eliminación de las toxinas presentes en el cuerpo.

Alimentos perjudiciales

Debes eliminar de la dieta las grasas animales, huevos y carne de cerdo ya que estos tienen un alto contenido en ácido araquidónico. Este componente es un precursos de las prostaglandinas PGE2 y estas favorecen la elevación del dolor.

Elimina la ingesta de café y alcohol y si fumas procura dejarlo cuanto antes.

Saca de tu dieta el consumo de lácteos y derivados.

Evita cocinar los alimentos en fritura.

Quita de la dieta pimientos, patatas, berenjenas y tomates ya que contienen solanina y esto puede generar interferencias en las enzimas que intervinen en la contracción muscular.

Elimina los azúcares simples y refinados y toma solo hidratos de carbono complejos.

Alimentos beneficiosos

En general son recomendable los alimentos que ayudan a regular el dolor.

También se recomienda utilizar alimentos con efecto depurativo para estimular la generación de compuestos inhibidores del dolor

Es importante consumir frutas y verduras por su aporte vitamínico, mineral y fitoquímico, ya que esto tiene un potente efecto antioxidante.

Entre estos alimentos destacamos

  • Acerola. Por su alto contenido en vitamina C y flavonoides tales como hesperidina y rutina y también un buen aporte de ácidos orgánicos.
  • Ajo. Con un elevado efecto depurativo presenta eficacia en la reducción del dolor crónico a medio y largo plazo.
  • Almendras. Alto contenido en triptófano.
  • Borraja. Favorece la sudoración y como consecuencia elimina los residuos de desecho orgánicos.
  • Cebolla. Con alto contenido en flavonoides, fitoesteroles potasio, calcio, hierro y sodio.
  • Cítricos. Tiene efecto alcalinizante con alto contenido en vitamina c, ácido cítrico y flavonoides, muy depurativos.
  • Col. Rica en componentes sulfurados que favorecen el equilibrio de la flora intestinal.
  • Frambuesa. Que ayuda a depurar el organismo.
    Jengibre. Interfiere en la producción de prostaglandinas que intervinen en el dolor ayudando a reducirlo.
  • Pimienta de cayena. También favorece la reducción del dolor.
  • Cúrcuma. Efecto analgésico y antiinflamatorio.

Desayuno
-1 yogur con cereales
-1 rebanada de pan integral
-1 porción de queso fresco desnatado
Media mañana
-1 pieza de fruta
-1 puñado de almendras crudas
Almuerzo
-1 ración de carne de pollo
-1 bol de ensalada de lechuga y zanahoria
-1 pieza de fruta.
Merienda
-1 rebanadas de pan integral con mermelada light
-1 yogur desnatado bio
Cena
-1 taza de pure de verduras
-1 porción de frambuesas

Como ves esto es solo un ejemplo, pero existen cientos de combinaciones que puedes hacer para llevar a cabo una dieta para la fibromialgia.

Comparte con tus amigos
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email