Colon irritable
5 (100%) 1 vote

El llamado colon irritable, síndrome de colon irritable o de intestino irritable SII,  es una alteración en la función del aparato digestivo. Como muchas enfermedades “invisibles” tiene una serie de características reconocidas pero sin marcador específico que lo identifique.

Vamos a ver a continuación que es exactamente el síndrome de intestino irritable, como afecta a las personas que lo padecen, como identificarlo en base a sus síntomas y que opciones de tratamiento posibles existen.

 

¿QUÉ ES EL COLON IRRITABLE O SÍNDROME DEL INTESTINO IRRITABLE?

El síndrome del intestino irritable es un grupo de trastornos intestinales crónicos. También conocido como intestino irritable, colitis espástica, colitis nerviosa, colon espástico y colitis mucosa, este síndrome es extremadamente diferente de las llamadas enfermedades inflamatorias intestinales como la enfermedad de Crohn.

De hecho, mientras que en este último hay una alteración de la anatomía intestinal, en el colon irritable la apariencia del intestino es normal y no muestra intestino inflamado ni ninguna otra anomalía.

El síndrome del intestino irritable es una condición crónica que puede durar años y requiere, solo por su larga duración, un tratamiento prolongado.

A diferencia de las enfermedades inflamatorias del intestino, como la enfermedad de Crohn o la colitis ulcerosa, el síndrome del intestino irritable no es responsable de ningún cambio en la anatomía intestinal y de ninguna manera promueve la aparición de cáncer de colon o cáncer colorrectal.

 

¿A QUIÉN AFECTA EL COLON IRRITABLE?

Según algunas encuestas estadísticas, el síndrome del intestino irritable afectaría al 15-20% de la población que vive en los llamados “países desarrollados”, aproximadamente un individuo cada 5 y cada año, los casos nuevos son aproximadamente 2 por cada 100 personas.

Las áreas del mundo con el mayor número de afectados serían Centroamérica y Sudamérica; por otro lado, las áreas del mundo con el menor número de personas que padecen la enfermedad serían los territorios situados en el sudeste asiático.

El género femenino es definitivamente más propenso a desarrollar el síndrome del intestino irritable que los hombres: se estima que las mujeres con síndrome del intestino irritable son al menos el doble que los hombres.

La mayoría de los individuos con colitis espástica tienen entre 20 y 30 años de edad.

Por razones que aún no están claras, el síndrome del intestino irritable se asocia con varios problemas de naturaleza psíquica, como depresión mayor, ansiedad y trastornos de la personalidad.

 

SÍNTOMAS DE COLON IRRITABLE

Cuando el paciente describe su dolor no lo identifica como dolor de colon ni sabe si tiene el colon inflamado. El paciente siente dolor en la zona visceral pero este habitualmente presenta dolor inespecífico.

Las personas sabemos cuándo nos duele la cabeza, un pie o una rodilla, pero cuando el dolor se presenta a nivel visceral, no podemos identificar si es el páncreas, el estómago o colon lo que está provocando el dolor.

Los síntomas del colon irritable son inespecíficos y no se caracterizan por acompañar a ningún parámetro alterado en pruebas de imagen.

Los síntomas típicos del colon irritable consisten en:

  • Dolor y calambres en el abdomen
  • Estreñimiento
  • Diarrea
  • Hinchazón abdominal
  • Meteorismo
  • Mucosidad en las heces

La alteración de la motilidad gastrointestinal incluye modificaciones específicas de la función motora del intestino delgado y grueso:

  • La capacidad de hacer que las heces avancen hasta la evacuación está compuesta por una sucesión de ondas de contracción muscular lentas que se superponen sobre contracciones enérgicas.
  • En el síndrome del intestino irritable, la motilidad del colon se ve alterada manifestándose una variación en la frecuencia de contracciones musculares lentas, interrumpidas por una excesiva presencia de contracciones enérgicas. Los pacientes con diarrea muestran esta disparidad en mayor medida que los pacientes que son predominantemente propensos al estreñimiento.
  • La alteración de la motilidad del intestino delgado se manifiesta con un tránsito lento de los alimentos en sujetos con prevalencia de estreñimiento y con un tránsito acelerado de los alimentos en sujetos con prevalencia de diarrea
  • Las personas con síndrome de intestino irritable estarían sujetas a un aumento general de la actividad del músculo liso. Por lo tanto, los órganos involucrados no solo serían el intestino delgado y grueso, sino también los órganos del tracto urinario.
  • Estas teorías explicarían por qué los pacientes con colon irritable a veces presentan síntomas urinarios, como aumento de la frecuencia y necesidad de orinar, aumento de la frecuencia nocturna de la micción, etc.

Hiperalgesia visceral, es decir, el aumento de la sensibilidad al dolor proveniente de las vísceras abdominales:

  • La percepción anormal de la motilidad intestinal fisiológica y la pronunciada sensibilidad visceral al dolor son dos elementos característicos del síndrome del intestino irritable.
  • Durante las pruebas para la evaluación de la sensibilidad al dolor visceral mediante una distensión de la sonda con balón en intestino grueso, produce dolor en volúmenes más bajos en pacientes con síndrome del intestino irritable en comparación con personas sanas.

Psicopatología. La asociación entre los trastornos psiquiátricos y el síndrome del intestino irritable nunca se ha aclarado y demostrado realmente. Sin embargo, es un hecho que:

  • Los pacientes que sufren trastornos psicológicos se enfrentan a enfermedades debilitantes con mucha más frecuencia que a la población sana.
  • Los pacientes que buscan continuamente tratamiento médico para afecciones crónicas, tienen una alta incidencia de pánico, depresión, ansiedad e hipocondría, en comparación con la población sana.
  • Una alteración del eje cerebro-intestino coincide con la aparición de trastornos del sistema digestivo en aproximadamente el 77% de los individuos.

 

CAUSAS DE INTESTINO IRRITABLE

A pesar de numerosos estudios, las causas del síndrome del intestino irritable son desconocidas. Según las hipótesis más confiables, en el origen de la condición habría una comunicación anómala entre el cerebro, las fibras nerviosas que inervan el intestino y los músculos intestinales.

Las causas precisas del síndrome del intestino irritable son un misterio. Sin embargo, no faltan estudios y teorías sobre esto.

La hipótesis más fiable es que el cerebro y el intestino están estrechamente conectados entre sí, a través de una gran red de nervios.

Según una de teorías médico-científicas el síndrome del intestino irritable se debe a una comunicación anómala entre el cerebro, las fibras nerviosas que inervan el intestino y los músculos intestinales, cuya tarea es regular el tránsito de los alimentos digeridos en el interior del intestino delgado.

La capa de células musculares que forman parte de la pared intestinal permite, a través de las contracciones rítmicas (peristaltismo), el tránsito y la progresión de los alimentos durante el proceso digestivo.

La presencia del síndrome del intestino irritable es responsable de las contracciones que son demasiado fuertes y de una duración demasiado larga o, alternativamente, de las contracciones que son demasiado débiles.

Las contracciones que son demasiado fuertes conducirían a la aparición de síntomas, como el meteorismo, una sensación de hinchazón en el abdomen y diarrea; las contracciones demasiado débiles, sin embargo, podrían ser el origen de una desaceleración del tránsito intestinal (estreñimiento) y problemas, tales heces demasiado secas o duras.

colon inflamado

DESENCADENANTES DEL SÍNDROME DEL COLON IRRITABLE

Varias investigaciones clínicas han demostrado que, a menudo, los síntomas del síndrome del intestino irritable ocurren cuando se producen ciertas circunstancias. En la lista de posibles desencadenantes o “estímulos del síndrome del intestino irritable”, se incluyen:

  • La ingesta de algunos alimentos específicos. Hay personas que se quejan de los síntomas típicos del síndrome del intestino irritable cuando toman: chocolate, café, té, especias, alimentos grasos, determinadas frutas, guisantes, coliflor, col, brócoli, leche, alcohol, bebidas azucaradas, etc.
  • El estrés excesivo. Muchas personas con colitis espástica tienden a manifestar los peores trastornos en tiempos de estrés excesivo, haciendo que la enfermedad curse como un brote de colon irritable.
  • Los cambios hormonales. Se atribuye un papel desencadenante a las hormonas en el síndrome del intestino irritable, debido al hecho de que las mujeres, por su naturaleza, sujetas a cambios hormonales cíclicos debidos al ciclo menstrual , son los objetivos más comunes de la enfermedad en cuestión
  • Algunas enfermedades infecciosas del tracto gastrointestinal. Según un número considerable de investigaciones clínicas, existe una relación consecuente entre una gastroenteritis viral o bacteriana grave y el síndrome del intestino irritable o síndrome del colon irritable denominado en este caso postinfeccioso.

COLON IRRITABLE DIAGNÓSTICO

Hacer un diagnóstico del síndrome del intestino irritable no es en absoluto sencillo, por al menos dos razones: la falta de una prueba diagnóstica específica y la no especificidad de los síntomas (son síntomas comunes a muchas otras enfermedades del intestino).

Los investigadores nunca han demostrado realmente una correlación entre el síndrome del intestino irritable y la motilidad colónica; por lo tanto, el síndrome del intestino irritable sigue siendo una condición clínica indefinida.

Recientemente, algunos investigadores han observado, en un grupo de personas con colon irritable, la presencia de micro-focos inflamatorios en el grosor de la mucosa intestinal.

Esta observación habría desafiado las bases del síndrome del intestino irritable, considerado una enfermedad no inflamatoria durante años.

Ya que no existe marcador específico debemos entender la fisiología del aparato digestivo para entender la enfermedad.

El colon tiene su propio sistema nervio, llamado Sistema Nervioso Entérico SNE que cubre varias funciones, incluyendo:

  • La producción del neurotransmisor serotonina. Una de las tareas de la serotonina es aumentar la motilidad intestinal, fomentando así el tránsito de alimentos dentro del intestino.

La producción de serotonina, por el SNE, también depende de la relación particular que une este último al cerebro o sistema nervioso central SNC. Esto significa, en otras palabras, que el SNE produce o bloquea la producción de serotonina incluso bajo la influencia del cerebro (es la llamada “teoría de los dos cerebros” o ” Eje del cerebro e intestino”).

Si la estimulación a la producción de serotonina es excesiva, el tránsito intestinal de los productos de la digestión sufre una fuerte aceleración, que implica el desarrollo de diarrea; por el contrario, si hay una limitación excesiva en la producción de serotonina, la progresión intestinal de los productos digestivos se ralentiza y aparece el fenómeno del estreñimiento.

COLON IRRITABLE TRATAMIENTO

En el tratamiento para colon irritable actualmente, la terapia es solo sintomática.

Como posibles tratamientos se recomiendan modificaciones en el estilo de vida y alimentación, fármacos, probióticos y terapia psicológica.

Hacer cambios en la alimentación es un cambio que puede ayudar a reducir sus síntomas;

  • Aumentar la fibra
  • Evitar el gluten
  • Seguir un plan de alimentación especial llamado dieta baja en FODMAP

Lea más sobre alimentación, dieta y nutrición para el SII.

Los principales cambios en el estilo de vida se basan en;

  • aumentar la actividad física
  • reducir el estrés
  • dormir un número de horas adecuadas

FARMACOLOGÍA

Cuando los síntomas de diarrea están aumentados;

  • loperamida
  • rifaximina (Xifaxan), un antibiótico
  • eluxadolina (Viberzi)
  • alosetrón (Lotronex) , que se receta solo a mujeres y con advertencias y precauciones especiales

Cuando los síntomas de estreñimiento están aumentados;

  • suplementos de fibra, siempre que el aumento de fibra en la dieta no ha ayudado
  • laxantes
  • lubiprostona (amitiza)
  • linaclotida
  • plecanatida

También se pueden utilizar medicamentos para el dolor abdominal;

  • los antiespasmódicos
  • los antidepresivos , como dosis bajas de antidepresivos tricíclicos e inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina
  • las cápsulas de aceite de menta recubiertas

PROBIÓTICOS

Los probióticos son microorganismos vivos, bacterias similares a los microorganismos que se encuentran en el intestino.

Es recomendable valorar la ideoneidad del uso de dichos probióticos para el tratamiento del colon irritable, ajustando las dosis y el tiempo durante el cuál es recomendable su ingesta.

TERAPIA PSICOLÓGICA

Las principales terapias recomendadas son;

  • terapia cognitivo-conductual, basada en cambiar los patrones de conducta habituales con intención de mejorar los síntomas
  • hipnosis intentando inducir un trance para favorecer la relajación visceral
  • técnicas de relajación específicas que favorezcan la reducción del estrés y la mejora en el control del dolor

DIETA PARA COLON IRRITABLE

Si padeces la enfermedad, en muchas ocasiones y relacionado con las ingesta de alimentos, te habrás preguntado qué comer para colon irritable.

Si el síntoma predominante es el estreñimiento sería recomendable aumentar la cantidad de fibra de la dieta incluyendo los siguientes alimentos en mayor cantidad;

  • Frutas
  • Verduras
  • Cereales
  • Ensaladas
  • Semillas

Para ello se puede tomar como referencia la dieta mediterránea que tantos beneficios aporta para el organismo.

En caso de predominar la diarrea la dieta recomendable sería la basada en alimentos astringentes como los siguientes;

  • Yogurt natural
  • Pollo, pavo o jamón cocido
  • Sopa de arroz
  • Puré de patata o de zanahoria
  • Manzana asada
  • Plátano maduro

En este post hemos intentado darte la máxima información sobre el síndrome de colon irritable y cómo afrontarlo.