¿QUÉ ES LA FIBROMIALGIA?
4.5 (90%) 2 votes

¿QUÉ ES LA FIBROMIALGIA?

La fibromialgia es uno de los trastornos más comunes y complejos de dolor crónico que causa dolor generalizado y sensibilidad al tacto.

Puede aparecer en todo el cuerpo o en distintas zona de él y junto con otros síntomas el dolor y la sensibilidad suelen aumentar conforme avanza la enfermedad.

La fibromialgia afecta a las personas que la padecen en un contexto físico, mental y social. Afecta hasta al 6% de las mujeres en España y se calcula que alrededor del 2-3% de la población, siendo más prevalente entre las mujeres.

Puede aparecer en personas de todas las edades, incluyendo niños. La traducción literal de la palabra fibromialgia es dolor en los músculos, ligamentos y tendones, pero la fibromialgia es mucho más que dolor y se presenta junto con otros síntomas que varían de unas personas a otras.

El diagnostico de fibromialgia se basa en una combinación de síntomas relevantes que siente la persona que la padece, incluyendo fatiga crónica, sensibilidad, pérdida de funcionalidad y bienestar general. 

Se pueden necesitar analíticas sanguíneas para descartar o diagnosticar afecciones coexistentes (p. ej., lupus, resistencia a la hormona tiroidea, artritis reumatoide).

No existe un test de fibromialgia específico que nos puede confirmar la enfermedad. Cuando el médico hace la exploración al paciente realiza el test del pulgar para fibromialgia presionando sobre los 18 pares de “puntos gatillo” y si hay presencia de dolor en 11 de ellos esto puede ser un indicador de padecer la enfermedad.  

 

A menudo se recomiendan enfoques multidisciplinares para el manejo y el alivio de los síntomas.  Los medicamentos, las terapias cognitivas conductuales y el ejercicio moderado o de baja intensidad, son las combinaciones más comunes. 

El desarrollo de estrategias de autocuidado y los objetivos de salud a largo plazo pueden reducir los síntomas crónicos y la frecuencia, duración e intensidad de los brotes periódicos (aumento rápido de los síntomas). 

Las actitudes culturales y la estigmatización de las personas con problemas de dolor crónico a menudo hacen que las personas con fibromialgia se alejen de sus familiares y amigos. 

El aislamiento y el sentirse solo para controlar la fibromialgia pueden contribuir a la depresión y la soledad.

FIBROMIALGIA Y SUS CONSECUENCIAS

Las consecuencias de la fibromialgia pueden ser muy variables, desde personas que tienen dolor pero realizan su vida con relativa normalidad, hasta otras que se encuentran verdaderamente incapacitadas.

La fibromialgia es una enfermedad compleja que puede generar contractura cervical, dolor crónico variable a lo largo del tiempo.

Cuando comienza el día con un brote agudo puedes sentir un gran dolor de piernas y cansancio general que provoca dificultad icluso para realizar las actividades de la vida diaria, laboral y por supuesto actividad deportiva que conlleve intensidad elevada.

El principal problema del diagnóstico de la fibromialgia es la estigmatización que sufren las personas que la padecen, desde el colectivo médico generalmente se transmite un mensaje catastrofista y que favorece las limitaciones.

Algunos otros profesionales sanitarios como los fisioterapeutas trabajan para disminur las disfunciones que pueda generar.

Es sumamente importante analizar individualmente cada caso para elaborar un programa de ejercicio terapéutico que mantenga las funciones de la persona, es mejor centrarse en lo que se puede hacer más que en lo que no se puede.

Es la denominada terapia centrada en el paciente y no en la enfermedad, debemos entender cada caso como una situación individual y la medicina alopática suele valorar poco este concepto, que sin embargo es fundamental para que el tratamiento propuesto tenga éxito.

No pretendemos desde esta web hacer un diagnóstico ni una propuesta de tratamiento, pero sí informar y animar a las personas que padecen fibromialgia a buscar soluciones y ayudarles en lo que sea posible. En caso de cualquier duda consultar con un especialista.

¿QUÉ DICE LA COMUNIDAD CIENTÍFICA?

La fibromialgia es un estado de dolor crónico en el cual los estímulos nerviosos que causan dolor se originan principalmente en los tejidos del cuerpo.  De ahí el aumento del dolor en el movimiento y la agravación de la fibromialgia por el esfuerzo vigoroso.

El dolor es una experiencia universal que cumple la función vital de desencadenar la evasion o huida. Algunas personas desafortunadamente tienen una ausencia congénita de sensación de dolor y esto puede llegar a poner en riesgo su propia vida.

Los médicos atienden a pacientes con una deficiencia adquirida en la sensación de dolor (por ejemplo, neuropatía diabética o neurosífilis) que desarrollan una artritis destructiva grave, resultado de lesiones articulares menores repetidas que se pasan por alto.

Por lo tanto, la sensación de dolor es una parte necesaria del ser humano. Incluso la ameba primitiva toma medidas para evitar los eventos dolorosos.

En tales formas de vida primitivas, la evitación del dolor es una acción puramente refleja, ya que no tienen la complejidad de un cerebro altamente desarrollado para sentir dolor al igual que lo sienten los humanos.

La reacción inconsciente refleja de evitación es tan rápida que ocurre antes de la conciencia real de la sensación de dolor y se produce en todas las formas de vida, mientras que la experiencia real de la sensación de dolor consciente sólo puede ocurrir en organismos altamente complejos.

Este es un punto importante, ya que implica que diferentes partes del cerebro están involucradas en estas dos consecuencias de la reacción al dolor.

como es el dolor crónico

En los últimos años, una serie de importantes descubrimientos de investigación han comenzado a aclarar el enigma del dolor crónico. Muchos de estos nuevos hallazgos tienen una relevancia especial para la fibromialgia ya que el síntoma principal de la enfermedad es el dolor corporal generalizado.

El hallazgo cardinal es la presencia de áreas focales de hiperalgesia, puntos gatillo o puntos hipersensibilizados.

Los puntos gatillo implican que el paciente tiene un área local de umbral de dolor reducido, lo que sugiere una patología periférica. En general, los puntos gatillo se presentan en zonas musculares, un sitio donde las fuerzas mecánicas son más propensas a causar microlesiones.

Muchos pacientes con fibromialgia, pero no todos, tienen la piel sensible y una reducción general del umbral de dolor.

Estas últimas observaciones sugieren que algunos pacientes tienen un estado de amplificación del dolor generalizado. Recientemente ha habido una serie de estudios experimentales relacionados con la base fisiopatológica de los aspectos periféricos y centrales del dolor.

En su artículo “Fibromyalgia: A Clinical Review” publicado en el Journal of the American Medical Association (JAMA), el 16 de abril de 2014, el Dr. Dan Clauw, Director del Centro de Investigación sobre el Dolor Crónico y la Fatiga de la Universidad de Michigan, amplía el pensamiento científico actual con respecto al tipo de dolor que experimentan las personas con fibromialgia:

No existe un test de fibriomialgia específico para diagnosticar la enfermedad

“La fibromialgia puede ser considerada como un estado de dolor de tipo centralizado.  El dolor centralizado es un trastorno crónico que comienza en la adolescencia o en los adultos jóvenes y se manifiesta por el dolor experimentado en diferentes regiones del cuerpo en diferentes momentos. Centralizado se refiere a que sus orígenes y/o la amplificación del dolor provienen del sistema nervioso central. 

Este término no implica que el input nociceptivo periférico (es decir, daño o inflamación de las regiones del cuerpo) no esté contribuyendo al dolor de estos individuos, sino más bien que sienten más dolor de lo que normalmente se esperaría en base al grado de input nociceptivo. 

Comprender el dolor de origen central es importante para los médicos y el resto de profesionales sanitarios que asisten a las personas con fibromialgia  porque las pacientes con estos trastornos pueden demandar intervenciones para eliminar el dolor (por ejemplo, histerectomía, cirugía de la espalda).

No es de extrañar que este fenotipo propenso al dolor, mejor ejemplificado por un paciente con fibromialgia, predice la falta de respuesta a los opiáceos o a las operaciones realizadas para reducir el dolor”.

PERSPECTIVA PARA EL PACIENTE

La gravedad de los síntomas de la fibromialgia pude ser variable. La fibromialgia altera la vida de las personas que la pedecen.  Si le preguntas a cualquier persona con fibromialgia qué es lo que siente, su respuesta sería dolor; desde la parte superior de la cabeza hasta la punta de los pies. 

Dolor que “aumenta y disminuye” día a día y que persiste incluso con el uso de tratamientos médicos científicamente aceptados. 

La experiencia del dolor se describe como dolor muscular profundo, punzante, palpitante, penetrante, pulsátil, junto con muchas otras descripciones, y a veces es insoportable. 

Las personas con fibromialgia no duermen bien, despertándose como si hubieran sido atropelladas por un “camión”, con rigidez matutina o espasticidad que dificulta su movimiento. 

Los movimientos repetitivos parecen acentuar el dolor y obligan a muchas personas con fibromialgia a limitar severamente sus actividades, incluyendo las rutinas de ejercicio. 

Esta falta de ejercicio hace que las personas se vuelvan parcialmente dependientes o con limitaciones funcionales de diversa intensidad, causando que sus síntomas se vuelvan más severos. 

Otra consecuencia importante es la fatiga, tan severa que las personas tienen dificultades para realizar las tareas cotidianas, disfrutar de sus aficiones, continuar con su actividad laboral o participar en las actividades de sus hijos. 

Las personas pueden sentir como si sus brazos y piernas estuvieran cargados de cemento, y sus cuerpos pueden sentirse tan agotados de energía que cada tarea es un gran esfuerzo.

La progresión de la investigación sobre la fibromialgia ha proporcionado nuevos conocimientos sobre el dolor de tipo central  que ya están ayudando a abrir las puertas a mejores tratamientos y más eficaces para las personas con fibromialgia.